Si tú quieres, nosotros te damos nuestro apoyo

Si recibes apoyo, es más probable que tú puedes dejar el tabaco para siempre

Tu camino para liberarte del tabaco no será fácil, pero los beneficios que recibirás valen totalmente la pena.

Si tú eres como la mayoría de las personas, necesitarás intentarlo varias veces antes de dejarlo para siempre. Pero lo más importante de todo es que has encontrado tu fuerza de voluntad.

Ya sea que quieras ver a tu hija caminando hacia el altar el día de su boda, o solo subir las escalaras sin que te falte el aliento, este es el momento.

Cigarette

Prueba estos consejos

  1. Encuentra su razón. Todos tenemos diferentes razones para dejar el tabaco: ¿Cuál es tu motivo para dar este paso?
  2. Desarrolla un plan. Elije una fecha en la que dejarás el tabaco e imagínate cómo será tu vida sin fumar.
  3. Sé las razones de tus antojos. ¿Cuáles son las situaciones, los lugares o las personas que hacen que quieras fumar? Es una buena idea evitar esas situaciones, lugares o personas cuando estés empezando a dejar el tabaco.
  4. Ten un plan para combatir los antojos. Los antojos solo duran un par de minutos, pero necesitarás distraerte. Haga una lista de cosas que puedes hacer para reemplazar el antojo de fumar. Ir a caminar, escuchar música o llamar a un/a amigo/a son algunas opciones.
  5. Limpia su entorno. Deshazte de todos los productos con tabaco y de otras cosas como ceniceros y encendedores que tengas en tu hogar y automóvil.
  6. ¡Acepta el apoyo de tus seres queridos! Comparte con tus familiares y amigos que planeas dejar el tabaco y pídeles su apoyo.
  7. Aprende de quien más sabes (tú). Si ya intentaste dejar antes el tabaco, piensa sobre lo que sí funcionó durante esos intentos y qué podrías cambiar.
  8. Usa medicamentos que podrían ayudarte. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó siete medicamentos, como los parches o la goma de mascar con nicotina, para ayudar a la gente a controlar los antojos cuando esté tratando de dejar el tabaco.
  9. Haz ejercicio. Hay estudios que demuestran que hacer ejercicio hasta por un tiempo corto disminuye los antojos y síntomas de abstinencia causados por la nicotina.2
  10. Aprovecha el apoyo de un recurso que funciona. Las personas que reciben apoyo tienen siete veces más la probabilidad de dejar el tabaco para siempre.3 Los programas de Colorado QuitLine ofrecen medicamentos gratuitos que te ayudarán a controlar los antojos.
  11. Establece objetivos y prémiate. Después de la primera semana sin consumir tabaco, usa el dinero que hubieras gastado en cigarrillos y cómprate un regalo.
  12. Distráete con algo diferente en la boca. Toma mucha agua. Ten a la mano bocadillos saludables, goma de mascar, mentas y palillos dentales para mantener tus manos y tu boca ocupadas si tienes antojos.

 

 

No importa qué tan decidido/a estés, es importante prepararte para enfrentar los desafíos.

Para la mayoría de las personas, dejar el tabaco es un proceso, no un acontecimiento único. El fracaso puede ser parte del proceso. La mayoría de la gente intenta dejar el tabaco y empieza a fumar otra vez entre cinco y siete veces antes de dejar el tabaco para siempre.1

No importa cuánto tiempo hayas fumado o cuántas veces haya intentado dejarlo: Con el apoyo necesario como la asesoría y los medicamentos gratuitos que ofrece Colorado Quitline, y los recursos de este sitio Web, podrás controlar los antojos y dejar el tabaco de una buena vez.

 

Dejando de fumar con apoyo

Obtén el apoyo que necesita

Colorado QuitLine ofrece asesoría y medicamentos gratuitos que ayudan a dejar el tabaco para siempre.

Infórmese

 

Encuentre el mejor recurso para ayudarlo/la a dejar el tabaco

No estamos tratando de minimizar lo difícil que puede ser el proceso para dejar el tabaco. Para empezar, extrañarás los cigarrillos. Con el estrés constante de la vida diaria (el trabajo, los hijos y todo lo demás), fumar era una de las cosas que hacías para consentirte.

Pero dejar de fumar vale la pena.

Estos beneficios notarás rápidamente:

  1. El sabor de la comida y el sentido del olfato mejoran
  2. Tu pelo, ropa y aliento huelen mejor
  3. Tus actividades diarias, como limpiar la casa y subir las escaleras, son más fáciles de hacer

No importa si tú estés intentando de dejarlo por primera vez o hayas intentado varias veces de parar. Usa este sitio web para encontrar la información y los recursos que te ayudarán a controlar los antojos y dejar el tabaco de una buena vez.