La Realidad
Industria del Tabaco 
La industria del tabaco necesita clientes y está dispuesta a pagar para encontrarlos. El año pasado, la industria del tabaco gastó en promedio $337,000 dólares diarios en mercadeo y publicidad en Colorado. Ahora compare la cantidad que puede invertir el gobierno de Colorado en proyectos de prevención contra el tabaco con lo que gasta la industria del tabaco. El gobierno solo invierte $18,000 dólares diarios.

¿Por qué existe una diferencia tan grande entre el gobierno y la industria del tabaco? Una de las razones principales es que Colorado tiene que pagar alrededor de $319 millones de dólares al año a Medicaid por gastos directamente relacionados con el consumo del tabaco.

¿Entonces, que provee la inversión de $309,000 dólares diarios? ¿Quién es el objetivo de estos mensajes, y qué tipo de productos se están vendiendo?

Presione en los siguientes enlaces para conocer la verdad sobre la industria del tabaco.

Mercadotecnia 

La industria del tabaco gasta millones, hasta miles de millones, para mantener la demanda de sus productos.

La mayoría del dinero presupuestado para la publicidad del tabaco va a un solo lugar: los descuentos. Compre uno y llévese otro gratis, reducciones a los precios, y regalos con la compra. En el 2010, el 85% del presupuesto asignado al mercadeo de la industria del tabaco fue dedicado a este tipo de promociones. 

Esta práctica fue diseñada para atraer nuevos clientes y hacer más fácil la comprar de más productos de tabaco. La industria sabe que puede permitirse estos gastos ya que entiende que muchos de estos nuevos clientes se convertirán en clientes de por vida. 

El mercadeo a los jóvenes

Se sabe que alrededor del 75% de los jóvenes visita una tienda o un supermercado por lo menos una vez por semana.  La próxima vez que visite un supermercado pare a ver cuánta publicidad sobre el tabaco existe. ¿Se ha dado cuenta dónde los exhiben? Los estudios sobre los anuncios de tabaco en las tiendas llegaron a las siguientes conclusiones: 

  • El 50% de los anuncios de tabaco estaban ubicados a la altura visual de los niños (tres pies de altura o aún más bajo)
  • El 23% de los anuncios estaban a menos de seis pulgadas de distancia de algún tipo de dulce. 

Comunidades Diversas 

Para ver como las compañías de tabaco eligen a cierto público como objetivos, solo observe los nombres de algunas marcas. Por ejemplo, “American Spirit”, “Rio,” and “Dorado” han sido especialmente comercializadas hacia los nativos americanos y los hispanos. 

Aun más asombroso es la cantidad de dinero que las compañías de tabaco invierten en comercializar su producto en las comunidades afro-americanas. Un reporte del 2007 encontró que en promedio un adulto afro-americano ve alrededor de 892 anuncios publicitarios sobre el tabaco en un solo año. Ese número es mucho mayor que el de cualquier otro grupo étnico. Los productos de tabaco que contienen mentol son típicamente anunciados para las comunidades afro-americanas. Un estudio reportó que los anuncios de cigarrillos con mentol eran casi tres veces más comunes en las comunidades afro-americanas que en las comunidades blancas. 

Como resultado, las marcas de cigarrillos con mentol se mantienen como las más populares entre los afro-americanos. De hecho, el 80% de adolescentes fumadores afro-americanos tienen ciertas marcas específicas de mentol como su marca preferida, mientras que solo el 25% de los adolescentes fumadores blancos prefieren cigarrillos de mentol. Esto es verdaderamente preocupante ya que los cigarrillos de mentol llevan cantidades más altas de monóxido de carbono que es muy venenoso y además aumenta la cantidad de nicotina que absorbe el cuerpo. 

Comunidades de bajos recursos

Básicamente, las comunidades de bajos recursos son un objetivo importante de la industria de tabaco. A nivel nacional, el 29% de los adultos que viven bajo el nivel de pobreza usan tabaco, comparado con solo el 17.9% de adultos que fuman encima del nivel de pobreza. La industria de tabaco está centrando su atención e inundando las comunidades de bajos recursos con grandes promociones de mercadeo como cupones y descuentos para hacer de sus productos dañinos más accesibles, y así mantienen a las familias de bajos recursos atrapadas en la adicción. 

Esto causa un impacto devastador. Un estudio del 2001 encontró que el 43% de las familias que tienen dificultades en proveer suficiente comida en la mesa para sus hijos, por lo menos uno de los padres fuma. En promedio, la adicción les cuesta a estas familias $34 dólares a la semana en cigarrillos. Este dinero de otra manera hubiera podido ser usado para comprar comida.

Referencias